Exclusivo: Habló el fotógrafo argentino que estuvo con Luis Miguel el día que murió Luisito Rey – Para Ti
 

Exclusivo: Habló el fotógrafo argentino que estuvo con Luis Miguel el día que murió Luisito Rey

Gabriel Piko estaba en Europa y trabajaba para distintos medios cuando en diciembre de 1992 recibió la misión de fotografiar a Luis Miguel en su llegada a Barcelona, por la internación de su padre, Luisito Rey, que estaba muy grave. Sus recuerdos y las fotos que logró son un testimonio invalorable de la vida de Sol de México y para reconstruir ese duro momento que la serie de Netflix retrata con algunas concesiones. 
News
News

Corría diciembre de 1992 cuando al fotógrafo Gabriel Piko le pidieron que, aprovechando que estaba en España, más específicamente en Barcelona, fuera a cubrir la internación de Luisito Rey, padre de Luis Miguel. Rey se estaba muriendo y a Piko -que también trabajaba para revista Gente- le comentaron que el Sol de México había suspendido su gira latinoamericana para ir a verlo. Su misión era captar a Luis Miguel en su llegada a Barcelona.

El fotógrafo Gabriel Piko. Foto: Gentileza entrevistado.

En diálogo con Para Ti, Piko relató cómo fueron los hechos: “Yo venía de cubrir la Guerra del Golfo en Medio Oriente para una agencia internacional y acababa de llegar a Barcelona para cubrir los preparativos de los Juegos Olímpicos cuando me llamó Enrique Romero, el corresponsal de la revista en España; me dijo que el padre de Luis Miguel se estaba muriendo en Barcelona y que el cantante había suspendido su gira para ir a verlo. Y me pidió que lo ubicara”.

Luismi junto a su hermano Alejandro Basteri en la misa celebrada en memoria de su padre, en Barcelona, pocas horas antes de volver a Sudámerica para retomar la gira. Foto: Gabriel Piko.

Luis Miguel se había presentado en Buenos Aires -no en Asunción, como se muestra en la serie de Netflix-, cuando recibió la información de que a Luisito Rey le quedaban pocas horas de vida. Hacía dos años que el cantante no tenía contacto con su padre, después de descubrir que lo estafaba.

El Sol de México decidió suspender la gira por pocos días y voló hacia Barcelona, acompañado de Hugo López y un grupo pequeño de personas, entre ellos su novia por ese entonces. Según lo que mostró la serie, el cantante quería que su padre le dijera la verdad sobre el paradero de su madre, de quien no se sabía nada desde hacía unos meses.

Luis Miguel con su hermano Alejandro (caminando delante de él) y abrazado a otra persona, en Barcelona, tras la muerte de su papá. Foto: Gabriel PIko.

Piko contó que Romero le había dicho que Rey "seguramente estaba internado en algunas de las mejores clínicas de Barcelona", por lo que inició la búsqueda. Pero al no dar con Luis Gallego, el nombre real del padre de Luismi, llamó a un servicio de información telefónica "similar al 911" y se hizi pasar por familiar para que le den la información del paradero. Lo logró y hacia allí se dirigió. Luisito Rey estaba internado en un hospital público de las afueras de Barcelona, el Hospital Príncesp d'Espanya de la Ciudad Sanitaria de Bellvitge.

Luismi junto a una chica que lo acompañó en su viaje relámpago a Barcelona, que sería su novia de ese momento, Isabella Camil, también conocida como Erika Camil. Foto: Gabriel Piko.

"Llegué al hospital, me dijeron que estaba en terapia intensiva, fui hasta el lugar y ahí me encontré con un familiar o amigo, no te podría decir quién era y me permitió pasar", relata Piko. "Ahí lo vi a Rey, a través de un vidrio, estaba entubado y en coma. Y le saqué un par de fotos que no se publicaron en ningún lado. No estaba golpeado como dijeron en algún programa de televisión", dice. El fotógrafo agregó que el personal del hospital no le permitió sacar más fotos y que decidió salir de ahí y esperar en la puerta, ya que tenía el dato que Luis Miguel estaba por llegar de un momento al otro.

El cantante con quien sería la mamá de su novia, quien también lo acompañó en el viaje a Barcelona cuando Luis Rey falleció. Foto: Gabriel Piko.

"Ahí lo veo llegar, en una super limusina, acompañado por dos o tres personas", relata el fotógrafo. "Se bajó del auto y entró al hospital muy rápido. Cuando salió, estaba destruido, era como una persona que la tenían que ir llevando del brazo porque no sabía ni donde estaba. Yo no se si estaba conmocionado o sedado, pero estaba destruido. No se si lloraba porque estaba con gafas oscuras. Y cuando sale me mira, se me acerca, me abraza y me empieza a preguntar por el padre, que cómo era su vida en Barcelona, que cómo había terminado internado, que por qué no le avisaron que estaba enferno, que el hubiera mandado plata para que no se muriera en un hospital público ... Y yo no entendía nada", continúa Gabriel Piko.

La limusina que lo trasladó del aeropuerto al hospital. Foto: Gabriel Piko

Y añade: "Yo no le dije nada, estaba callado, lo sacaron de mis brazos. No había guardaespaldas sino solo alguien alto, flaco y pelado que supongo que era el mánager, Hugo López, porque hablaba con acento argentino. El fue quien me dio los datos de dónde iban a parar y donde se iba a hacer la misa por el padre, que ya había muerto. Primero me preguntó para quién trabajaba y después me pasó todo el itinerario, pararon en el Hotel Meliá Barcelona".

La imagen de la serie de Netflix, tal como se reflejó la muerte de Luisito Rey. En la realidad, el hombre estaba entubado y sedado al momento que Luis Miguel llegó a verlo. Foto captura de pantalla.

Yo creo que el velatorio y la misa fueron el mismo día, no lo recuerdo. Porque en las fotos Luis Liguel aparece con la misma ropa. "En el hospital el cantante está con un saco largo negro. En las fotos que hice aparece la novia, la madre de la novia que lo acompañó en todo momento y otro hombre que parece ser el hermano de Luis Miguel (Alejandro Basteri)", dice. "El no se cambió de ropa o fue todo el mismo día. Yo creo que no pasó ni una noche en Barcelona, fue todo el mismo día. Porque para mi él tenía que seguir la gira", agrega.

Otro momento de la serie de Netflix, recreando el momento de la muerte de Luisito Rey. Foto captura de pantalla.

Piko afirma que, a diferencia de lo que se muestra en la primera temporada de la serie, donde se lo ve a Luis Miguel muy enojado llegando al hospital y luego hablando con su padre, la realidad indicaría lo contrario. Según la percepción del fotógrafdo argentino, Luis Miguel no pudo hablar con su papá porque el Luisito Rey estaba entubado y luego de la muerte estaba destruido, muy impactado y conmocionado por no haber sabido que su papá estaba internado en un hospital público.

Piko también realizó las fotos del velatorio y misa que se realizó en memoria de Luisito Rey, donde Luis MIguel sostiene y besa la urna donde descansaban las cenizas de su padre. Esas imágenes se publicaron en revista Gente.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig