La historia de amor de Ana Laura Merlo y Sergio Goycochea: se enamoraron en un baile, llevan 31 años de casados y ya son abuelos – Revista Para Ti
 

La historia de amor de Ana Laura Merlo y Sergio Goycochea: se enamoraron en un baile, llevan 31 años de casados y ya son abuelos

Uno de los futbolistas más queridos de nuestro país tiene una hermosa relación con su esposa, quien lo acompaña desde hace más de tres décadas. Dicen haber encontrado la manera de estar juntos y de elegirse día a día.
News
News

Se casaron hace 31 años, luego de un año y medio de noviazgo y un poco a las apuradas: él se tenía que ir a jugar afuera del país -a Colombia- y, además, ya había sido convocado por la Selección Nacional como arquero suplente. Así que con tan solo 4 días de luna de miel, Ana Laura Merlo y Sergio Goycochea se tuvieron que separar durante un tiempo, a la fuerza. Pero sólo físicamente, ya que tenían amor de sobra: tanto, que hoy en día siguen juntos, acompañándose para disfrutar de la vida.

Ana Laura y Sergio el día de su boda. Foto: IG

Hoy no sólo son padres de tres hijos: Juan Cruz (30) quien hoy es kinesiólogo, Paloma (27), que estudió Administración de Empresas y Bautista (22), que estudió Economía y se dedica también al fútbol, sino que además, son los felices abuelos de Valentín (hijo de Paloma), quien ya tiene dos años.

Paloma, Juan Cruz y Bautista. Foto: IG

Lo que hoy es una familia constituida, con una relación idílica entre ellos, comenzó en el año 1988, cuando coincidieron en un baile y se flecharon: “La vi y el destino la tenía para mí. Me acerqué primero”, recordó él en una entrevista que le brindó años atrás a Susana Giménez.

Foto: IG

Por su parte, Ana Laura, comentó cómo fue la noche en la que tuvieron su primera cita: “No me lo olvido más. Llamó al departamento en el que estaba viviendo con una amiga. Ella necesitaba el teléfono y se lo había mojado todo porque de los nervios de que él me había llamado derramé un vaso de agua”.

Foto: IG

Con sólo un año y medio de relación, decidieron formalizar, un poco apresurados porque él tenía un compromiso laboral en Colombia: “Lo nuestro fue rapidísimo. Un año y medio de novios y nos casamos. Lo que aceleró la boda fue que tenía que irme a jugar afuera. Estaba enamorado, convencido, pero no aguantaba más afuera, con llamadas de hora y media”, comentó y añadió: “Cuando nos casamos ya estaba afectado a la Selección argentina. Sólo tuvimos cuatro días de luna de miel. Después llegó el Mundial de 1990, y todo lo que vivimos juntos. Regresamos a la Argentina y yo me había vuelto famoso. Nos cambió la vida”, agregó el crack.

Foto: IG

A su regreso a la Argentina, luego de obtener el subcampeonato del mundo en el Mundial Italia 90, Sergio era una verdadera estrella, dada su memorable performance atajando penales y llevándonos -junto a un mítico equipo (junto a Diego Maradona y Claudio Caniggia, entre otros)- a jugar la final. "Yo me fui con un bolsito a Italia ’90, llamando por teléfono a mi papá para que grabara cuando enfocaran el banco de suplentes y se viera el apellido. Esto sucedió hasta el 8 de junio del ‘90. El 3 de julio, entre esos 25 días de por medio, había gente en el Obelisco gritando mi nombre. Ahora decís: ¿Cómo te preparás para eso? ¿Cómo lo imaginás? Llegué a Buenos Aires y me encontré con una vida totalmente diferente y ahí empecé a andar: nunca había sido popular, estaba recién casado con Ana Laura y aprendiendo a ser marido y a tener una relación de matrimonio" comentó Sergio en una entrevista con Clarín.

Foto: IG

Luego de esa increíble experiencia, comenzaron a formar su familia. Consultado por su relación de pareja, que ya lleva 31 años, hizo una particular metáfora: "Cuando contamos la historia parece que somos Blancanieves, pero es como cuando te tocan el auto de atrás en un semáforo: nunca me pegué un golpe en la autopista. Tuve rayones de salidas de garaje.

El matrimonio es un experimento: "te dan la llave de un cero kilómetro, pero vos lo tenés que manejar".

Los abuelos con Valentín, el mimado de la familia Goycochea. Foto: IG

Ana Laura no sólo acompañó a su marido durante su carrera como futbolista, sino también cuando dejó de serlo. "Cuando los jugadores se convierten en ex, caen un gran pozo depresivo.Viven deprimidos. Solía verlo perdido y triste. Con el tiempo salió adelante, pudo hacer nuevos proyectos personales que lo acercaron a la Tv de la mano del más grande, Diego Maradona", comentó tiempo atrás cuando Sergio fue convocado para conducir junto a Diego La noche del diez.

Foto: IG

Ella se refirió tiempo atrás, en una entrevista, a un período difícil por el que atravesó Sergio cuando le tocó retirarse del fútbol: "Es el amor de mi vida, no me arrepiento de ningún momento vivido en el matrimonio. Fueron 8 meses duros y eternos, pero necesarios y lo superamos”.

Además, fue ella quien le dio ánimos para comenzar (y terminar) la carrera que encaró a los 35 años, como periodista deportivo: "Yo tenía más responsabilidad porque sabía que todos los cañones iban a estar apuntados contra mí", reflexionó Sergio. "Ana Laura fue un gran apoyo. Y finalmente pude bajar del auto. Hice el curso que para mí era importante más allá del aprendizaje. Era empezar algo nuevo y ganarme el respeto de los demás", comentó. 

Foto: IG

En el momento en el que cumplieron veinte años de casados, Sergio reconoció, “sólo al mirar a los chicos nos damos cuenta el tiempo que pasó. La pasión sigue intacta. Cada uno conoce muy bien al otro y sabe entenderlo. Estamos muy bien juntos y es por eso que la relación sigue adelante, nos necesitamos. Además, casi nunca discutimos”.

Foto: IG

En cuanto a la intimidad, Goyco reveló públicamente que se animó a incursionar con el chip sexual, aclarando: “Me quedan muchas fantasías por cumplir, pero después tantos años de matrimonio todo el tiempo te estás reinventando o buscando a la otra persona para que la pasión siga intacta”.

Como balance de los 31 años junto Ana Laura, quien hoy conduce el programa Todos estamos conectados por TVPublica Argentina, expresó: "Fuimos aprendiendo. Vivís momentos buenos, regulares y malos. Pero todo se basa en el amor. Tenemos muy buena relación. No estamos juntos por estar. Disfrutamos el uno del otro, y tenemos nuestra propia independencia”.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig