Belleza

Por qué debemos limpiar nuestra piel todos los días

El primer paso para una piel sana es tener el cutis limpio. Tomá nota.

Si querés tener un rostro fresco, libre de impurezas, joven y saludable por más tiempo solo tenés una opción: crearte el hábito de limpiarte la cara todos los días. De lo contrario, el funcionamiento natural de regeneración estará limitado, tu piel no se oxigenará y tus poros se irán obstruyendo cada vez más.

Esto se debe al contacto diario con la contaminación atmosférica, distintos factores como el maquillaje, la propia grasa que formamos, la exposición solar, la alimentación, el cigarrillo, el café, entre otros. Pero de vos depende, con una buena limpieza facial vas a poder recuperar la luminosidad, vitalidad y uniformidad perdidas. Además, mejoraras la textura.

¿Te quedan dudas de empezar a cuidarte? No te olvides que la piel es el órgano más sensible, por lo que es de vital importancia. Consejo: limpiar ojos, labios y rostro primero, luego el cuello y en la zona del escote con movimientos circulares.

Todo el excedente debe ser eliminado para que el producto con agua o loción penetre eficazmente. Un detalle a tener en cuenta es que cada piel es diferente por lo tanto se deberá utilizar, según corresponda, el tipo de producto correspondiente. A modo de ejemplo: si tu piel es grasa o posee una tendencia al acné, las exfoliaciones faciales deben ser de forma más paulatina.

Después de la misma, es un plus la aplicación de un tónico serum junto con una buena crema hidratante.

¿Tenés espinillas, problemas de acné, manchas u otras lesiones? ¡Insistimos! Si querés mejorar la apariencia de tu rostro, es crucial que incluyas esta tarea dentro de tu rutina de belleza. Como consecuencia eliminarás las células muertes que se van acumulando y tu cara se verá espléndida, estás avisada… y el que avisa, no traiciona.

Notas relacionadas

Bitnami