Deco

Una fábrica reciclada convertida en una moderna vivienda familiar

El diseñador de interiores Andy Sainz recicló los dos pisos superiores de una fábrica del Gran Buenos Aires para convertirlos en la vivienda de uno de sus dueños, con diferentes livings, comedores y salas de reuniones que se usan tanto para la vida laboral como para la familiar.
En uno de los pisos se armó un living informal y privado en el que la protagonista es la chimenea. Para las paredes se eligió un gris intenso, muy elegante. (foto: F. Venegas).

El reciclaje del edificio tuvo por fin sumar una cómoda vivienda en los pisos superiores de la fábrica. Y las dimensiones del lugar permitieron armar varios ambientes, entre ellos algunas áreas privadas y otras con un doble uso: trabajo y vida familiar. Por ejemplo, se optó por sumar un living informal y privado con unos sillones con fundas de bull blanco (Fradusco) y mesa de madera laqueada muy simple al centro. Para cerrar los laterales, el diseñador Andy Sainz (. sainzandy@me.com) dispuso una biblioteca baja de madera laqueada. En la pared central, una saliente de mampostería -también en gris intenso- le da lugar a la chimenea, la leñera vertical y unos nichos decorativos para objetos selectos, entre ellos, veleros y libros. De costado asoma una lámpara de pie en acabado níquel (Fábrica de Luz).

En otro sector de la gran planta se ubicó el living principal, que se hizo prácticamente a nuevo. Para los pisos se usó un entablonado de incienso que luego se abrigó con una alfombra antigua (http://www.mihranalfombras.com.ar). Dos sofás XXL ubicados en “L” y tapizados en pana beige con ribete de cuero (La Corte) hacen centro en torno a una mesa baja de lapacho lustrado, con maqueta y jarra antigua de cristal veneciano. Atrás, una biblioteca de incienso le da contención a la tevé.

En el living formal, con pisos de entablonado de lapacho, los sofásse disponen en “L”. (foto: F. Venegas).

En cambio la sala de reuniones se pensó con un doble uso: si la ocasión lo amerita, rápidamente se convierte en un comedor formal. Sus paredes pintadas de gris Cosmos (Alba) están decoradas con fotos de Virginia Sainz. Una gran mesa de lapacho  rodeada de sillas de madera con funda de bull (Next) descansa sobre alfombra del Mercado de Pulgas de Dorrego.

Sala de reuniones y comedor: este espacio se resolvió con una decoración neutra que permite las dos funciones. (foto: F. Venegas).
Este auténtico laboratorio gourmet se resolvió en blanco y acero. (foto: F. Venegas).

En el primer piso se ubica también la cocina, impecable como un quirófano: pisos de porcellanato brillante (Cortes), muebles con puertas ciegas en madera laqueada mate, mesada de acero, anafe, grifería y electrodomésticos con frentes de acero. Unas campanas de acrílico se ocupan de la iluminación, aunque durante el día, la luz que regalan los ventanales con vista al parque no tienen competencia.

El frente de la fábrica se pintó de marrón. Una pérgola de lapacho dibuja sombras sobre la puerta de dos hojas. (foto: F. Venegas).
La suite es muy austera: cama con respaldo de lapacho, mesas de luz, baul y apliques construidos por Andy Sainz. Un espejo redondo con marco de hierro ocupa la cabecera. (foto: F. Venegas).

Producción: Andrea Sanguinetti.

Fotos: Fernando Venegas.

Notas relacionadas

Bitnami