Yacón: los valiosos beneficios de la llamada miel andina – Para Ti
 

Yacón: los valiosos beneficios de la llamada miel andina

Así como la chía, esta planta se conoce desde los tiempos prehispánicos, ya que los incas la utilizaban como parte de su alimentación y medicina. En la actualidad fue redescubierta pero no tanto por su sabor como por sus increíbles propiedades curativas. Se puede consumir como té o en comprimidos y controla la glucemia, baja el colesterol y mejora el funcionamiento de los riñones. 
Lifestyle
Lifestyle

El yacón es una hierba de la familia de los girasoles con raíces muy carnosas que crece en los templados valles de los Andes. Es nativo de las bajas regiones de los Andes y de los bosques nublados de América del sur y puede ser encontrado en Perú, Ecuador, Bolivia, y Colombia. Ahora es cultivada ampliamente por sus raíces comestibles en toda América de sur y fue exportada a Japón, Taiwán, Nueva Zelanda, la República Checa, e inclusive a los EE.UU. como un novedoso cultivo de raíz comestible

Los tubérculos frescos de yacón son crujientes y jugosos con un delicado sabor parecido al de la manzana o al melón y una gran dulzura que aumenta con el estacionamiento. Usualmente se comen crudos (frescos o secados al sol) o cocidos al vapor, horneados, asados o licuados como jarabe. En los Andes peruanos, donde la producción de yacón está floreciendo, es posible encontrar yacón procesado en casi todos los mercados locales.

Los usos medicinales del yacón

Parece una papa pero no lo es: se llama yacón y tiene múltiples propiedades curativas. Foto: Pinterest

En los primeros períodos evolutivos, los granjeros andinos ya habían reconocido el valor del yacón como una cosecha alimentaria cultivable. Este valioso tubérculo fue descubierto en tierras de entierro de muchos siglos antes de los Incas y, en

cuanto a sus múltiples usos curativos, los tubérculos son tomados crudos como diurético para problemas de riñón y vejiga mientras que se prepara decocción de las hojas de la planta para curar la cistitis.

Yacón para diabéticos

Un dato importante, en contraste con la mayoría de tubérculos y raíces -que almacenan sus carbohidratos en forma de almidón- el yacón acumula esencialmente fructooligosacáridos (FOS), una clase especial de azúcares que no pueden ser digeridos directamente por el organismo humano debido a que no poseemos las enzimas necesarias para su metabolismo. Los FOS son azúcares que tienen pocas calorías y no elevan el nivel de glucosa en la sangre (poseen sólo la cuarta parte del valor calórico del azúcar común).

Esta propiedad ha convertido al yacón en un recurso importante para el mercado de productos dietéticos y de personas que padecen diabetes. La evidencia científica ha demostrado que los FOS pueden disminuir el nivel de triglicéridos y colesterol, incrementar la asimilación de calcio en los huesos, fortalecer la respuesta del sistema inmunológico, prevenir el estreñimiento.

El yacón fue investigado científicamente

La acción hipoglucémica de las hojas de yacón ha sido demostrada en estudios de laboratorio realizados por investigadores en Argentina. Una decocción de las hojas de yacón reportó producir un significante decrecimiento en los niveles del azúcar en sangre en ratas normales cuando se la administraba por inyección u oralmente. Mientras que la administración de una dosis de té de la hoja de yacón durante 30 días, produjo un significante efecto hipoglucémico en ratas con condición diabética inducida en laboratorio.

El mecanismo de acción de estos extractos de la hoja fueron como los de la insulina en el modo que afectaron al metabolismo de glucosa. Un estudio in vitro reportó que las hojas también tienen acciones antioxidantes así como también como una acción protectora del hígado por reducir el daño de radicales libres en células hepáticas.

Usos prácticos actuales

Hoy en día en mercados locales andinos la raíz de yacón es considerada una fruta y es vendida como tal al lado de manzanas y peras. Los tubérculos tienen un sabor dulce maravilloso que mejora cuando se seca al sol hasta que la piel se arruga un poco. Entonces son peladas y comidas con la mano, cortadas en ensaladas, y cocinadas al vapor o freídas.

Los tubérculos también son exprimidos y luego concentrados en jarabes y endulzantes (como el jarabe oscuro de maíz) o luego secado y concentrado para producir bloques sólidos dulces de color marrón oscuro. Para ayudar al metabolismo del azúcar en sangre, busque hojas de yacón en cápsulas o simplemente hojas secas y cortadas que se venden en paquetes.

Cómo consumirlo

Yacón en cápsulas:La forma más frecuente de consumir el yacón es en cápsulas, que se consiguen en las principales herboristerías de todo el país. La dosis recomendada son 2 cápsulas después de las comidas.

Miel de Yacón orgánico: Usalo como endulzante de bebidas, ensaladas de frutas, con yogur , panqueques.

Yacón en hoja: Verter agua hirviendo en una taza y colocar en una bolsita, tapar y dejar en reposo durante 4 a 6 minutos. Tomar una taza 2 o 3 veces al día.

Contraindicaciones: No tiene contraindicaciones ni efectos secundarios.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig