Este es uno de los ejercicios más completos y fáciles de hacer – Para Ti
 

Este es uno de los ejercicios más completos y fáciles de hacer

Pone todo tu cuerpo en movimiento, favorece la actividad cardiovascular, te ayuda a mejorar la coordinación de tu cuerpo: conocé los beneficios de saltar la soga como parte de tu entrenamiento.
Fit
Fit

Saltar la soga es, durante la infancia uno de los juegos favoritos, pero también uno de los mejores entrenamientos de fuerza y resistencia. Actualmente son muchos los deportistas de distintas disciplinas que lo incorporaron a sus entrenamientos para calentar y activar el cuerpo.

Además de enseñarnos a controlar la respiración, pone todo el cuerpo en movimiento. Y es también un excelente ejercicio cardiovascular, perfecto para quemar calorías, fortalecer el corazón o recuperar masa ósea. Brazos, piernas, abdomen..

Beneficios

  • Ayuda a perder peso y es un poderoso ejercicio cardiovascular.
  • Involucra cada músculo del cuerpo y mejora la resistencia.
  • Ayuda a eliminar líquidos.
  • Favorece la coordinación y aumenta la agilidad y la velocidad.
  • Elimina el estrés y mejora el control de nuestra respiración.

Nivel del saltador

Tiene diferentes niveles y, en función de ello, se irá avanzando en el tipo de soga que se utilice.

Principiante. Soga con manijas de plástico. El ruido que hace la soga al tocar el suelo es lo que permite tomar fácilmente la cadencia del salto. El peso que tiene permite hacer más fácil los giros muscularmente.

Medio. En este nivel se usan sogas de plástico o pvc, que son algo pesadas pero no lo suficientes para poder practicar algo de coordinación dentro del salto.

Experto. Aquí se usan las sogas de competición fitness o crossfit, para las cuales hay que tener muy buena técnica de salto para poder saltar con ellas. El objetivo que se quiere alcanzar con este material es el de hacer saltos dobles.

Tips para una buena técnica

  • Si es tu primera vez saltando, comenzá por la de principiante.
  • Antes de empezar a saltar, realizá una avtivación de las articulaciones, en especial, tobillos, muñecas y rodillas.
  • Elegir el material adecuado, así como la longitud de la soga, que debe llegar al pecho si la pisás con los dos pies.
  • Debés practicarlo con la espalda recta, los hombros relajados y la mirada al frente.
  • Los brazos deben permanecer pegados al cuerpo.
  • Las rodillas tienen que estar ligeramente flexionadas para amortiguar el golpe y no sufrir lesiones.
  • Mantené activada la zona del core durante toda la sesión de entrenamiento.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig