El perfil psicológico de Mauro Icardi analizado por un especialista: «El hombre que histeriquea con otras suele tener un sentimiento de inferioridad» – Revista Para Ti
 

El perfil psicológico de Mauro Icardi analizado por un especialista: "El hombre que histeriquea con otras suele tener un sentimiento de inferioridad"

El Dr. Flavio Calvo, M.N. 66.869, psicólogo, analiza el perfil psicológico de Mauro Icardi y revela datos soprendentes de su personalidad.
Lifestyle
Lifestyle

Desde que Wanda Nara reveló a través de redes sociales los primeros estertores del Wandagate dando a conocer que Mauro Icardi le estaba siendo infiel, la imagen del futbolista sufrió un cambio ante la opinión público. El jugador del PSG que hasta ese momento era visto como un marido y padre ejemplar, pasó a ser considerado un "vivo" o un embustero, según de qué lado se lo mirara. De hecho, buena parte de la sociedad juzgó a la China Suárez como "roba maridos" antes de poner el foco de atención en Icardi, el marido engañador.

Más allá de encasillamientos que se hayan hecho, los protagonistas de este escandaloso affaire amoroso reconocieron que todo lo dicho fue verdad -realmente existió la infidelidad aunque no habría podido consumarse el encuentro sexual- y, en dos oportunidades el futbolista pidió perdón y logró la reconciliación con su esposa (tal vez al ver que lo perdía todo).

Para entender mejor el comportamiento de personas que parecen tenerlo todo y aún así buscan la infidelidad, y que en muchos casos al ver lo que ocasionaron -peleas, separación y hasta divorcio-, quieren recuperar lo perdido, consultamos al doctor el psicología Flavio Calvo, M.N. 66.869, docente, tallerista y autor.

La palabra del Dr. Flavio Calvo, psicólogo

La infidelidad significa que una persona que se encuentra en una relación estable mantiene contacto intenso con otra persona fuera de esa relación por tiempo indefinido, no significando esto que necesariamente haya relaciones sexuales.

El hombre cuando es infiel aumenta, en muchos de los casos, la distancia emocional y/o sexual con su pareja a través del conflicto y el enojo, lo que hace que su sentido de responsabilidad disminuya para inconscientemente mantener la suficiente distancia entre ellos de modo que permita que la aventura continúe.

Generalmente estas conductas terminan trayendo sentimientos de culpa por la traición, miedo a ser descubierto o a perder lo que se tiene. En esto es importante tener en cuenta que la persona infiel es la que está rompiendo un pacto preexistente en la pareja. No es el tercero el responsable de esa infidelidad ya que ese tercero no conlleva ningún tipo de acuerdo, sino es la pareja la que hizo un acuerdo, y solo los miembros de la misma quienes pueden romperlo.

El hombre que "histeriquea" con otras suele tener un sentimiento de inferioridad

El hombre que "histeriquea" o que tiene encuentros con otras mujeres, aún teniendo pareja, por lo general se encuentra en una posición existencial desvalorizada donde por más que sea exitoso o famoso, necesita demostrarse continuamente sus éxitos en diferentes áreas de la vida, incluida la sexual o la de la seducción, para convencerse a sí mismo de que puede, de que sigue siendo el "macho alfa". 

Compensa ese sentimiento de inferioridad en el hecho de conquistar o gustarles a otras personas. Esta es una de las principales diferencias entre las infidelidades de las mujeres y de los hombres. Las mujeres que son infieles suelen serlo porque están decepcionadas de la pareja, mientras que los hombres que los son, lo suelen hacer por una cuestión de poder y dominio (más teniendo en cuenta un contexto machista dónde el poder se ve en la conquista).

Icardi y Wanda, reconciliados. Foto IG.

Sostener el status de "hombre conquistador"

Esta posición existencial desvalorizada, donde se siente menos, es tapada por conductas que parecieran ser comportamientos que lo valorizan o le dan la seguridad de sostener status. El problema en ese querer sostener su status de "hombre conquistador" es que pone en juego otros valores que afectan a su vida, ya sea en sus emociones o porque son valores que también son generadores de status.

Esto hace que, muchas veces, sienta culpa por esas acciones y retroceda, pidiendo perdón, por lo que hizo. Es importante aclarar que no es lo mismo culpa que arrepentimiento, la culpa es una emoción no sana. En el arrepentimiento real se remienda lo que se hizo mal pero, el que se siente culpable tiene una emoción efímera en la cual puede hacer promesas de cambio, pero que no las sostiene a lo largo del tiempo.

La aventura amorosa como una forma de escape

De alguna manera estos hombres que tienen de fondo una autoestima descendida, la cual necesitan reforzar constantemente, sostienen una lucha persistente donde tienen que mantener los mandatos sociales de ser el macho conquistador. Pero a la vez, necesitan sostener el amor y la fidelidad a su pareja, razón por la cual estas dos facetas de su personalidad se van alternando en un intento de satisfacer demandas propias y externas en conflicto.

Lo que se podría llamar "un impulso de ego" es, muchas veces, la razón de muchas infidelidades. Afrontar las necesidades no resueltas de satisfacción mutua, no solo en la cama, sino también a un nivel más profundo es muy necesario en estos casos. Por lo tanto, los hombres ven su aventura como una forma de escapar de la falta de sinceridad y apoyo mutuo en el matrimonio. Lo más importante aquí es intentar solucionar el problema a través de la comunicación dentro de la pareja.

La China Suárez reconoció haber tenido un encuentro con Icardi. Foto IG.

Infidelidad también de manera virtual

En la actualidad esto también se produce mucho de manera virtual. Hoy estas situaciones se ven facilitadas por el aumento del uso de internet. En las redes es muy fácil acceder a un público ante el cual se puede coquetear e histeriquear, creyendo que no hay consecuencias de lo que sucede, ya que muchas veces no se tiene feedback, o se facilita el ghosting.

Más allá de la infidelidad de la persona en particular, es importante ver el contexto en que vive la pareja, como es su historia de vida como tal. Así como cada persona es única, cada pareja es única, con sus propios acuerdos, inicios, tradición, lo que hacen un todo, que es mucho más que la suma de partes aisladas.

Es necesario en estos casos poder buscar, como pareja, ayuda profesional para romper patrones que se repiten, como también la contención individual de cada miembro, para poder quebrar esos patrones de repetición personales.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig