El relato de Diego Pierlugi, el instructor de Lorenzo Somaschini
 

El relato desgarrador de Diego Pierlugi, el instructor de Lorenzo Somaschini: "Nos duele mucho la muerte de Lolo"

El instructor de Lorenzo Somaschini, Diego Pierlugi, habló en "Mañanísima" con Carmen Barbieri sobre el accidente que había sufrido Lolo y cómo se encuentran sus papás.
News
News

Este martes, Carmen Barbieri habló con Diego Pierluigi, el instructor de Lolo Somaschini, el chiquito de 9 años que perdió la vida tras sufrir un accidente mientras practicaba en un circuito de superbike en Brasil.

"Él hacía un deporte muy riesgoso. Lo hablábamos recién, muy riesgoso. Supongo que los padres no estaban preparados para la muerte, pero estaban preparados y para cualquier accidente, iba a 40 km por hora... Me parece que un niño de nueve años no debería estar haciendo semejante deporte de riesgo.. Un niño debería estar actuando en la plaza, ¿por qué los padres permiten que un niño se someta semejante deporte de riesgo?", planteó Carmen.

Lorenzo somaschini
Lorenzo somaschini

A continuación, presentó a Diego Pierluigi, el entrenador, que estaba en comunicación telefónica con Mañanísima. "¿Cómo era Lolo?", quiso saber Barbieri. "Primero, antes que nada, estoy destrozado... La familia... No te puedes imaginar lo que es el dolor de una madre y un padre de perder a un hijo. Lolo era un chico hiper mega feliz, alegre, todo el mundo lo quería porque él llegaba al autódromo y saludaba a todo el mundo, era muy activo. Él andaba en moto desde los cuatro años. Al papá también le gustaba, como a mi papá también, que le gustaban las motos. Yo arranqué a andar en moto a los 8 y a correr a los 10, o sea, esto es algo normal", expresó el entrenador.

Cómo fue la tremenda caída del piloto de 9 años

"Contame los detalles del accidente, por favor", quiso saber Barbieri. "Él tenía todas las medidas de seguridad, un casco de fibra de carbono de la mejor calidad, y mono que así se le dice a la ropa que usan los pilotos de moto. Fue una desgracia, él pega con la parte más baja del casco de la nuca. Justo la parte que está más desprotegido. La moto hace un high, -se le dice así a la caída cuando la rueda trasera patina, se cruza la moto y hace como una vuelta de campana, lo que hace que a Lolo lo catapulte hacia adelante. Con un poco de inercia, Lolo queda de espalda", dice.

Y prosigue: "Sí, en esa situación queda de espalda con la nuca expuesta hacia el asfalto es cuando uno dice, se desnucó. Lolito la luchó hasta el último minuto, la peleó, pero tenía una inflamación del cerebro muy grande. Nosotros rezamos para que su cerebro se descomprimiera. No era quirúrgico, no había nada que hacer, era estabilizar los signos vitales y esperar que su cerebro se desinflamara".

El posteo de Diego Pierlugi a Lolo Somaschini

"Lolo era feliz arriba de una moto"

"Hay tantas hipótesis... Estaba bien la moto, estaban bien los neumáticos, bien su indumentaria, ¿por qué a él le pudo haber pasado algo? Era tan bueno manejando, él ya había ya conocía la pista. El día jueves habíamos estado entrenando junto con él y con dos chicos más de la escuela, de 12 y 13 años, que también están corriendo acá en Brasil, en otra categoría un poquito más grande", continuó diciendo Diego.

"Te quiero preguntar si hay estadísticas, no sé si la sabrá, de accidentes en esta categoría, qué es lo más grave que les pasa si se caen...", fue la siguiente pregunta para Pierluigi. "En esta categoría ni en ninguna, hay estadísticas de que este tipo de caídas lleve a esta consecuencia, no lo hay", respondió. Y contó que en el momento del accidente "estaba Alfredo conmigo, viajamos el día miércoles y la mamá llegó el día viernes por la noche después del accidente", aclaró.

"Los médicos hablaron con los padres para que dentro de la tragedia tengan un poco de de paz", comentó Diego. Carmen insistió: "Vos te encontraste con la mamá. ¿Qué te dijo?... Las primeras palabras contame de una madre desesperada". Diego respondió: "Apoyo, agradecimiento por haber estado siempre con Lolo cuidándolo, porque es la verdad, y haciéndolo feliz. Lolo era feliz arriba de una moto, estaba cumpliendo su sueño".

"Las estadísticas dicen que los accidentes de motos que pasan dentro de un circuito son mínimas, o sea, mínimas hablamos de porcentajes de 0.0% o sea, hay miles de carreras en Sudamérica, en Argentina, mismo Lolo viene de correr una carrera con 25 pilotos y salir octavo en la Argentina en el campeonato bonaerense. Hay carreras todos los fines de semana", aclaró .

"Estoy haciendo los trámites porque los padres no están en condiciones de hacerlo"

"Yo estoy haciendo todos los trámites que puedo hacer que no dependa de los padres, porque realmente no están en condiciones de de hacer trámites y ahora es una parte burocrática", contó. "Por favor, -qué desastre-, ¿tiene hermanos?... Contame un poco más de la vida, ¿es el único hijo?", insistió Carmen. "No, tiene una hermana mayor de de 12 años".

"Anímicamente, moralmente, físicamente, estoy destrozado... Fueron muchas horas sin dormir, sin comer, de estar al lado. Estoy fuerte porque necesito estar fuerte por su familia, porque la madre está destrozada, el padre está destrozado y hay alguien que tiene que hacer todo... Solo agradecerles a todos los mensajes de aliento y apoyo de toda la comunidad tanto acá, en Brasil, que nos han tratado como si estaríamos en casa y toda la gente de Argentina que está a disposición para todo lo que necesitemos. Nos duele mucho la muerte de Lolo como la muerte de un niño", aclara.

"Seguramente la señora en la casa o el señor querrían preguntarte cuáles fueron las últimas palabras que te dijo Lolo a vos, qué hablaron, contame a ver qué te queda la memoria", preguntó Carmen. "Lo último que me preguntó Lolo es si iba a estar al lado de él en el podio para traducir el portugués que él no entendía nada y no sabía hablar. Él sabía que iba a pelear por la carrera. El tenía un nivel espectacular con la edad que tenía y y eso le preocupaba", respondió.

"Estoy roto... Estoy roto moralmente. Mi corazón está destruido... Lolito, él confiaba en mí, en todas mis palabras, en toda mi experiencia. Yo soy instructor. Tengo mi licencia de instructor en Argentina, tengo una escuela... Lolito comenzó conmigo desde el momento uno y hoy me toca despedirnos... Era con quien íbamos a llegar al Mundial, el sueño que yo no pude cumplir él iba a ser él. Iba a ser el que lo lo iba a llegar hasta allá", expresó Pierlugi.

Aclaró que aún no pudo hablar con los padres de Lorenzo por el tema del traslado del cuerpo. "Es paso a paso, esto minuto a minuto, ya me va a tocar hablar con Alfredo y con Caro para ver qué quieren hacer... Después que falleció, ellos entraron a reconocerlo estuvieron con él. Estuvimos con Lolito hasta el último segundo y lo despedimos. Estuvimos con él todo el tiempo, estuvimos en la habitación con lolito, durmiendo, hablándole, haciénole escuchar música, sus programas preferidos de tele... Pudo estar escuchando, su alma estaba ahí con nosotros", destacó Diego.

"No es el único niño... Hace poco tiempo hubo otro niño en Europa que también tuvo un accidente similar, y también falleció... O sea, son muy pocos, pero existen. Es un deporte de riesgo... Yo necesito terminar con esto, volver a mi casa, con mi esposa, estar con ella, descansar un poco... Porque necesito descansar y asimilar todo esto que todavía no puedo, porque necesito afrontar todos los otros puntos y después la vida sigue", comentó.

"El sueño de Lolito era llegar al mundial y era feliz en la escuela. Era un niño prodigio del motociclismo", cerró el instructor.

Suscribite al newsletter de Para Ti

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti cada semana en tu mail con las últimas tendencias y todo lo que te interesa, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig