Tomás Fonzi sorprendió al contar qué haría si Violeta, su hija, le pide que lo lleve a un casting - Revista Para Ti
 

Tomás Fonzi sorprendió al contar qué haría si Violeta, su hija, le pide que lo lleve a un casting

En una entrevista confesó cómo es como padre y también analizó el futuro de la pequeña de 11 años.
News
News

Con ese espítitu de joven eterno, Tomás Fonzi ya lleva 15 años de relación con Leticia Lombardi y, fruto de esta historia de amor, llegaron a sus vida Violeta y Teo. "Soy todo tipo de papá: preocupón, enojón y copado", afirmó antes de contar algunas intimidades de la nena de once años y el de seis.

"Me gusta revolcarme con los pibes, aunque también vengo cansado de trabajar y los quiero acogotar como cualquier persona, pero no hay mucho que hacer. Uno es el padre que puede ser, no se puede pilotear, no podés decidir qué tipo de padre sos", manifestó en diálogo con GENTE.

El actor junto a Teo. IG.

El actor reveló que le gusta correr, jugar al fútbol o al tenis con el ambos y que se conecta de maneras distintas. “Primero por las edades, la nena está en una edad que la traigo al teatro, salimos solos, el más chiquito es muy chiquito... pero me gusta sacarlos afuera, tenemos otra conexión”, dijo.

El futuro profesional de Violeta

Fonzi con Violeta. IG.

Cuando le preguntaron si la pequeña de la casa ya manifestó algún tipo de inclinación por seguir sus pasos dentro del mundo del espectáculo, reconoció que aún es muy chica para eso. “Me parece que todavía no sabe lo que quiere”, se sinceró.

“Ella ya está en contacto con las redes y Tik Tok. Ya sabe qué son los seguidores, los likes y algo de eso la seduce. Siempre me pregunta '¿Cuántos likes tuviste en tu última publicación? Y yo tipo 'no sé fijate', O me dice 'papá estás en Tik Tok'”, contó.

Pero, dejo en claro que se tratará de una decisión de la niña y que la va a acompañar en lo que desee. “Creo que como padre mi deber es apuntalar o guiar sobre todo en esta etapa que son muy chicos, contenerlos. A veces ese trabajo no es necesariamente agradable ni para mí, ni para ellos...”, agregó.

“En cuanto a la vocación quiero que hagan lo que a ellos los haga sentir realizados. Si ella ahora me manifiesta que su vocación es tener miles de seguidores yo tengo que identificar en su cabeza que significa eso y apuntalar”, siguió.

Y cerró: “Yo quiero que sean felices, que florezcan y se desarrollen lo más posible como seres humanos. Quiero que estén contentos, ni siquiera felices: que se despierten a la mañana y estén contentos de quienes son, de donde viven, de cómo hacen las cosas... y eso mismo quiero para mi”.

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig