Tips para no equivocarte a la hora de elegir un respaldo – Para Ti
 

Tips para no equivocarte a la hora de elegir un respaldo

Son un elemento fundamental a la hora de definir el estilo del cuarto. Pero además, contienen, enmarcan y suman comodidad, sobre todo si sos fan de las lecturas en la cama. Aquí, consejos para elegir la cabecera correcta y opciones inspiradoras.
Deco
Deco

El respaldo de cama puede ser una pieza central de tu dormitorio o, por el contrario, pasar desapercibido. Queda en vos darle el protagonismo que se merece.

Un viejo pallet reciclado acompaña a la perfeccción la estética de este cuarto. (Pinterest).

Que sea funcional

La función del respaldo no es sólo decorativa: esta pieza resulta importantísima para evitar el roce continuo de la cama con la pared y que las almohadas se caigan por detrás.

Un respaldo orejas, envolvente y capitoné. (Pinterest).

Pero además, como su nombre lo indica, el respaldo ofrece un buen apoyo para descansar la espalda, algo muy apreciado (y necesario) para los que gustan leer en la cama. Por eso es importante que además de decorativo, tenga una buena estructura.

Una opción artesanal con troncos. (Pinterest).

Cuesión de tamaños

Si tu cuarto tiene las medidas justas, procurá buscar un diseño angosto, que no le robe centímetros al ancho de la habitación. Ojo también con la altura: un diseño demasiado alto va a hacer parecer más bajo el techo. Y una demasiado bajo puede resultar imperceptible.

Un respaldo suspendido y de pared a pared, que además contiene a cada lado las mesas de luz. (Pinterest).

El largo del respaldo

Hay modelos que van de pared a pared y abrazan por completo la cama para contener además las mesas de luz. Son muy prácticos y quedan muy bien en espacios reducidos.

Diseño irregular en maderas recicladas. (Pinterest).

Lo ideal es que el respaldo enmarque la cama al menos entre 5 y 10 cm centímetros por cada lado. 

Tres viejos postigos de madera reciclados en función respaldo. (Pinterest).

Materiales: un respaldo para cada dormitorio

Es importante que el material del respaldo acompañe el estilo dominante en el cuarto. Una opción que siempre funciona es elegir el respaldo a tono con el color de los muebles de la habitación, u optar por materiales naturales como telas o fibras (resultan muy versátiles, ya que hay muchos colores y texturas).

Un diseño clásico, en pana con detalle de tachas. (Pinterest).

-Si tenés una habitación donde dominan los materiales naturales, opciones con pallets, maderas gastadas, postigos y celosñías de demolición recicladas, pueden irte a la perfección.

-Para un cuarto contemporáneo, un respaldo de cuero o forrado en lino le ofrece un buen contrapunto.

-Y en uno clásico, tal vez lo mejor sea uno forrado y con detalle de tachas o capitoné. También hay diseños de madera lustrada, de acero e incluso de espejo.

El estilo del respaldo puede ser determinante de la impronta de la habitación

Dos pallets de igual medida para un respaldo doble. (Pinterest).

El color importa

La pared sobre la que apoya la cama es en general el foco de todas las miradas. Podés darle protagonismo con un color pleno (son los clásicos muros pintados que cumplen el rol de cabecera) o dejarla de un tono claro que pasa más desapercibido y sobre el que se recorte mejor el color del respaldo.

Una antigua puerta de dos hojas: un lujo de anticuario devenido en respaldo. (Pinterest)

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig