China Suárez y Benjamín Vicuña: así entiende la psicología sus diferencias irreconciliables y por qué los llevaron a la separación – Revista Para Ti
 

China Suárez y Benjamín Vicuña: así entiende la psicología sus diferencias irreconciliables y por qué los llevaron a la separación

Las discrepancias profundas en cuanto al orden de la casa y demás asuntos cotidianos puede causar profundas diferencias en la pareja, lo que podría haber sido uno los causales de la separación de la China Suárez y Benjamín Vicuña. El análisis del licenciado Flavio Calvo, psicólogo, M.N. 66869.
News
News

Las discrepancias en torno al orden cotidiano fueron algunas de las causas que alejaron a la China Suárez de Benjamín Vicuña y viceversa. El análisis del Lic. Flavio Calvo, psicólogo, al respecto:

El enamoramiento es un tiempo dónde todo parece ser color de rosa, dónde las locuras del otro cautivan, dónde hay una inclinación a no ver las diferencias, porque el amor es más fuerte. De todas maneras, el enamoramiento es una etapa pasajera que cuando se supera, aparecen y se hacen notorias esas diferencias, de cualquier tipo, que pudiera haber en la pareja.

Ciertas diferencias se volvieron irreconciliables entre la China y Vicuña.

Lo diferente genera atracción para algunas personas, es una oportunidad de jugar, explorar y conocer nuevos espacios en lo emocional. Sin embargo, con el tiempo, lo que al principio era una novedad se convierte en un límite, por lo que estos contrastes van tomando una interpretación negativa.

Esto es aún mayor cuando estas diferencias atañen a lo cotidiano, a lo que se vive cada día. Si uno de los integrantes de la pareja tiene alguna obsesión con el orden y el otro es más bien relajado en ese sentido, es necesario saber comunicarse asertivamente para trabajar esas discrepancias.

Con respecto al orden y la limpieza las personas pueden tener umbrales psicológicos distintos, referente a cómo viven la tolerancia al desorden y la pulcritud.

Cuando dos personas tienen umbrales muy diferentes, es decir que uno puede vivir con cierto desorden, pero el otro se pone obsesivo a la hora de ordenar, suele suceder que, sin una buena comunicación entre ambos, las conductas se polaricen, se vuelvan más extremas, y que el más desordenado empeore y que el más ordenado termine limpiando más aún, aumentando su obsesión al respecto.

Otros momentos de felicidad de la pareja. Foto IG.

Lo importante entonces, para que una pareja pueda tener un buen funcionamiento, es tener respeto y tolerancia, comprendiendo que ambos tienen formas diferentes de experimentar e interpretar los contextos, negociando y llegando a acuerdos.

Cuando hay amor y acuerdos, la pareja puede sobrellevar sus diferencias, es importante para esto saber expresar qué emociones genera la conducta del otro, más allá del enojo, que es lo que se suela demostrar.

Qué pasa cuando las diferencias vienen por el lado económico

Por otro lado, una de las diferencias que más afecta la vida de pareja, es el orden con respecto a la economía. Cada persona trae un aprendizaje, de sus propias familias de cómo administrar el dinero. Hay gente que es más ahorrativa y otra que es más derrochadora, cuando en una pareja cada miembro tiene alguna de estas polaridades, esa pareja puede sacar chispas.

Sucede que cada persona tiene interiorizada su relación con el dinero, y como este aprendizaje forma parte de su persona, muchas veces se torna difícil poder ver desde la mirada del otro. Estas diferencias pueden llevar a ocultamientos, a no decir toda la verdad sobre los ingresos o los gastos, para que el otro no gaste de más, o para no ser increpados.

Una de las últimas fotos que se tomaron juntos. Foto IG.

Por lo que, hay casos, en los que se vuelve una bola de nieve de ocultamientos y control. La mayor parte de las separaciones de pareja suele ser por temas financieros. Es en estos casos, que, para que la pareja sobreviva, también es necesario hacer acuerdos, poder presupuestar juntos, coordinar hasta qué montos se pueden tomas decisiones individuales y desde qué montos las decisiones son de ambos, etc. Es sano poder ser abiertos y fluidos a la hora de hablar de las finanzas.

Cuando las finanzas están acordadas y se pueden hablar fluidamente, cada miembro de la pareja puede convertirse en una influencia positiva para el otro. Quien es más austero puede compartir su experiencia con el otro para que pueda ahorrar y que su dinero rinda más. El que es más gastador, puede enseñarle al otro a relajarse y darse algún pequeño gusto de vez en cuando.

La relación comenzó cuando filmaban El hilo rojo, en 2015.

Lo mismo se puede poner en práctica con el orden y la limpieza, de manera que eso que parece una serie de diferencias que separan se pueda convertir en un grupo de comportamientos que complementan.

Varias investigaciones demuestran que las parejas que son más similares suelen ser más duraderas, teniendo un 86% más de posibilidades de continuidad. De todas maneras, ser parecidos o diferentes es solo uno de los factores, la realidad es que, con diálogo, intercambios sanos y aceptación, cualquier barrera que las diferencias quieran imponer puede ser franqueada y se puede convivir felizmente en la pareja.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig