¿Existe la infidelidad virtual? – Revista Para Ti
 

¿Existe la infidelidad virtual?

"La era digital trae aparejadas una serie de conductas que flotan en el terreno de lo ambiguo. Y es posible que la persona que lo hace no se dé cuenta de que su acción puede ser tomada como infiel. Para muchos es un juego que no reviste ningún riesgo, por lo tanto se minimizan sus consecuencias", asegura el doctor Walter Ghedín, psiquiatra y sexólogo
Lifestyle
Lifestyle

¿Qué conductas son consideradas infieles y cuáles no? ¿Poner un like a tu ex, chatear con un compañero de trabajo, olvidar de borrar el perfil de Tinder, seducir a otra persona en forma virtual sin que nada pase se consideran diferentes formas de infidelidad?

"La era digital trae aparejadas una serie de conductas que flotan en el terreno de lo ambiguo. Y es posible que la persona que lo hace no se dé cuenta de que su acción puede ser tomada como infiel. Para muchos es un juego que no reviste ningún riesgo, por lo tanto se minimizan sus consecuencias", asegura el doctor Walter Ghedín, psiquiatra y sexólogo.

Un señal de alarma

"Para otros descubrir el un chat infiel convierte al hecho en un estado de alarma. Ambos extremos no ayudan a entender lo que en realidad sucede. Subestimar la situación descalifica la reacción de dolor de la persona que se siente traicionada, tampoco sirve magnificar el hecho al punto de querer cortar el vínculo", explica el especialista.

¿Cómo reaccionar entonces? "No es una verdadera infidelidad ya que no existe consumación del acto sexual, sin embargo, importa y mucho la respuesta emocional de quien se siente dolido por el ocultamiento. He aquí el tema, si el dolor o la angustia está, minimizar el hecho no ayuda, tampoco la indiferencia. Será necesario abrir la comunicación y decir la verdad de lo sucedido", continúa el doctor Ghedín

Día a día escuchamos como la computadora, o el teléfono, se convierten en objetos de deschave. Quedarnos con la explicación pseudopsicológica “quería que lo descubrieran”,  no es suficiente. Además de la torpeza (mails abiertos, contraseñas fáciles de adivinar, historiales expuestos, secuencia de mensajes por WhatsAspp, etc.). "Existe una condición narcisista que cierra al infiel en su necesidad, como si estuviera él, o ella, solo con su impulso, una defensa para bajar la culpa. Esta defensa que encierra al infiel en su deseo, sin tener en cuenta al otro, explicaría también por qué, luego de ser descubierto, sigue insistiendo en su inocencia o acusa a su pareja de violar su intimidad", concluye el psiquiatra.

Asesoró: Doctor Walter Ghedín, psiquiatra y sexólogo

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig