Qué hacer cuando un bebé se ahoga, como le sucedió a Donatelo, el hijo de Noelia Marzol – Revista Para Ti
 

Qué hacer cuando un bebé se ahoga, como le sucedió a Donatelo, el hijo de Noelia Marzol

Luego de que se hiciera conocida la rapidez con la que Noelia Marzol actuó cuando su bebé se estaba ahogando, surgen dudas de qué conocimientos es preciso tener para resolver con éxito este tipo de situaciones: la palabra de un especialista.

A raíz del episodio que vivió días atrás Noelia Marzol con su bebé, Donatelo, cuando se estaba ahogando y ella actuó de inmediato, surgen las dudas de cuáles son las medidas de emergencia que debemos conocer ante este tipo de situaciones.

Para eso consultamos con el doctor Jorge González Zuelgaray (MN 472885), Especialista en Arritmias y Electrofisiología, Director de la carrera de esta especialidad en la Universidad de Buenos Aires, quien indicó que la medida de seguridad básica es la constante supervisión, ya que "es la manera de poder actuar rápido". En este sentido, explica que cuando los bebés aún no deambulan son más fáciles de contener, pero que esto "cambia mucho cuando ya gatean o se desplazan por sí mismos".

Apuntando específicamente a los posibles atoramientos, el doctor González Zuelgaray explica que no hay que confiarse de objetos que puedan parecer grandes, ya que pueden tener piezas que se desprendan de ellos y resultar igualmente peligrosos.

Cómo detectar cuando un chico se ahoga

Presenta signos muy concretos: "se lleva las manos a la garganta, respira con dificultad y puede toser: esto hay que permitirlo porque puede ayudar, sugiero no entrar en pánico y permitirle que tosa", enumera el especialista.

Qué es lo que no hay que hacer

"El objeto que obstruye se desplaza a la tráquea y no al tracto digestivo, con lo que resulta inútil darle otra cosa para que trague, como en ocasiones suele hacerse con migas de pan", detalla.

Qué es lo que hay que hacer ante un atoramiento

Es preciso no perder la calma, pedir ayuda si es que hay alguien más en la casa. Tener el teléfono a mano y llamar al 911 o al 107. Mientras tanto:

1- Abrir la boca del bebé para ver si podemos detectar qué se tragó. Si es visible, introducir dos dedos dentro de la boca, recorrer la mejilla por dentro haciendo un gancho con el dedo e intentar sacar el objeto. No se debe hacer con fuerza ni empujar.

2- Si no se detectó nada en la boda, se hace la Maniobra de Heimlich: para bebés menores a un año consiste en ponerlo boca abajo, sobre el antebrazo (del brazo menos hábil) y sobre una superficie firme, como una mesa o la cama. Con la parte inferior de la cara apoyada en la mano y el cuello en la muñeca, las piernas quedan como a caballo del brazo, una a cada lado. Con la otra mano se deben hacer 5 golpes secos, en sentido diagonal, entre los homóplatos. Sin miedo y con firmeza. Luego, chequear si lo expulsó.

3- Si la situación continúa, ahora hay que poner el bebé boca arriba sobre la cama y hacerle compresiones con 2 dedos sobre el esternón. Sin miedo y con firmeza, revisando si expulsa el objeto. Si no lo hace, darlo vuelta y repetir el paso anterior, alternando la posición boca arriba/boca abajo.

4- Si continúa con la obstrucción y pierde el conocimiento, ya se puede comenzar a hacer la RCP.

El doctor González Zuelgaray es además Presidente de la Fundación Arrhythmia Alliance Argentina, que brinda cursos gratuitos de RCP básica. Para más información, www.corazonada.org

El episodio que relató Noelia Marzol cuando salvó a su hijo Donatelo

“Bueno, ahora que estoy tranqui les cuento, ya que muchas me piden consejos porque les da miedo”, siguió y de inmediato aclaró: “La verdad, no soy ninguna experta”, fue el relato que hizo Noelia Marzol cuando estaba más tranquila, luego del episodio que vivió con su bebé de 11 meses.

La actriz aseguró que al ser mamá primeriza aprende “como todas a medida que surgen las vivencias”. “Creo que fue un pedacito de cartón. Al ser algo blanco es menos grave que un objeto contundente, me parece”, continuó en su relato la bailarina.

Y detalló cómo reaccionó cuando notó que su hijo tenía dificultades para respirar: “Percibí que se ahogaba, lo puse boca abajo sobre el antebrazo y le golpeé la espaldita, le soplé la cara y repetí la misma secuencia un par de veces hasta que terminó vomitando. Lo cual hizo que se le despeje la garganta”.

Noelia reaccionó a tiempo y supo qué hacer para ayudar a Donatelo. Foto: IG

Noelia aseguró que “todo sucedió en segundos”, pero que para ella se convirtieron en “una eternidad” y que mientras practicaba el procedimiento, pensaba a qué centro médico podía trasladar a su hijo para que fuera atendido de urgencia. “Por suerte, lo resolvió”, escribió, ya más tranquila, y aclaró que no hizo falta llevar a ningún lado al bebé para que lo asistieran.

“Repito: no soy experta, pero haber leído e instruirme un poco me ayudó. También puede ganarte la desesperación. Creo que es normal”, continuó la protagonista de Sex. Y agregó un mensaje para quienes le respondieron con mensajes e historias sobre sus propios casos. “Leí la experiencia de muchas. Casos más graves, incluso. Es desesperante. Gracias por la empatía”, concluyó Noelia Marzol sobre el susto que tuvo con su bebé de casi un año.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig