De qué se trata la decoración consciente: una mirada más sensible sobre los objetos y el diseño interior

Conectar con nuestros propios deseos sin atender tanto a las tendencias, fomentar el trabajo artesanal y alcanzar cierto orden visual para lograr un orden mental. En tiempos convulsionados, surge con fuerza esta corriente que propone una actitud más sensible e integral con lo que nos rodea.

Mix de objetos recuperados que cruzaron el océano para contar historias. Puertas del año 800 d.C, tamizador antiguo para separar la harina del salvado y banco recuperado antiguo. (Fotos: Fabián Uset)

La decoración consciente propone una mirada sensible y que involucra a todos los sentidos. Su mayor apuesta es la de hacer de la decoración una experiencia mayor y no solo un simple producto ornamental

Se trata de una corriente que toma a la deco como algo holístico y no superfluo, resignifica su connotación y le da más sentido y dinamismo, involucrando música, aromas, sabores. 

La mirada de la decoración consciente

A grandes rasgos, se trata de conectar con uno mismo para lograr una decoración emocional (personal, auténtica); alcanzar cierto orden visual como paso previo para un orden mental. Es saber leer las necesidades y también desprenderse de los objetos a tiempo y sobre todo, valorar el trabajo de los artesanos y el uso de materiales 100 por ciento amigables con la tierra.

Floppy Dursi, productora de Para Ti Deco y decoradora de @villaraimonda, comenzó a conectar con esta corriente mientras vivía en Italia y hoy elige transmitir sus valores. Aquí algunos de sus preceptos:


Mesa de madera recuperada de un mercatino italiano, sábana antigua de lino grueso (fibra textil de origen vegetal), alfombra de lana de oveja esquilada con consciencia (@awanay_argentina), silla hecha de encastres , cesto de fibras de mercatino italiano y maceta antigua con corazón de hoja de palmera seca (Foto: Fabián Uset).

Orden visual para un orden mental

El orden ayuda a discernir, a tener claridad y a conscientizar con lo que realmente necesitamos… si es que “necesitamos algo”.

Desde la decoración consciente se trabaja para necesitar menos material y agradecer y disfrutar más. Eso hace un camino más liviano y una vida más simple.

Se prioriza dar segundas oportunidades, cambiando de lugar los objetos y muebles que ya existen o buscando en otros ambientes: esto genera nuevas funcionalidades y alternativas.  

Maximizar el uso de los muebles y objetos pero también saber reconocer el ciclo. Y aceptar que las cosas cumplen un ciclo: descartar, vender, regalar, donar, soltar.

Bacha recuperada de una Villa Italiana del 800 , con rama de limones y botella antigua (@mercadodonto). (Foto: Fabián Uset).

De lo masivo a lo selectivo

O de lo nuevo a lo nuevo viejo, de lo serial a lo único, de lo ordinario a lo extraordinario. Dar segundas oportunidades es uno de los lemas de la decoración consciente.

Buscar objetos únicos, con historias para contar, para imaginar. Maximizar la vida de las cosas: restaurar, recuperar y valorar lo hermoso del paso del tiempo. Entender y conectar con la evolución de las cosas. Conectar con el pasado es regalar un presente.

Esculturas de madera recuperada de podas (@estudioayke) junto a  dos patas torneadas del 1650, compradas en mercados y utilizadas como candelabros. Banquitos comprados en remates (@villaraimonda). (Foto: Fabián Uset).

Valorar lo artesanal

Dar segundas oportundidades es también un camino para comprometernos con un consumo responsable. Valorar lo recuperado, lo artesanal, lo rústico, lo natural, lo auténtico, lo único, la impronta personal y lo que transmite cada objeto. 

Incorporar la energía de las manos que hacen. Elegir objetos que integren la naturaleza de manera amigable y responsable, concientizar con los materiales que elegimos y el impacto que generó en el medio ambiente con mi elección.

Canasto artesanal de fibras vegetales recuperado de un mercado en Italia utilizado como centro de mesa alfombra de lana de ovejas esquiladas con consciencia y teñidas con colores naturales de las plantas. (@awanay_argentina). (Foto: Fabián Uset).

Aprender a crear sensaciones

Crear espacios pero sobretodo crear ambientes. La decoración consciente genera estados, nos involucra con ricos aromas, con vibraciones sonoras y climas confortables. Es una invitación al bienestar. 

Cuenco de piedra rescatado de un mercado, con piedras de viajes y coco.  (Foto: Fabián Uset).

Los 10 valores de la decoración consciente

  • 1. La decoración consciente es vivencial y experimental. Sólo a través de la experiencia, podés lograr que los objetos que te rodean se integren e incorporen a tu vida. Es todo parte de un proceso y una búsqueda muy personal.
  • 2. Es una decoración emocional y sensible, que permite conectar con todos los sentidos.
  • 3. Lograr una decoración emocional es tener una decoración a medida, personal, auténtica, única y original. Real y accesible, que permita conectar con uno mismo, encontrarle un sentido a la deco más allá del ornamental. 
  • 4. Ayuda a lograr claridad visual para tener claridad mental, porque te permite discernir y concientizar con lo que realmente necesitás.
  • 5. Te permite trabajar las necesidades: pedir menos, agradecer y disfrutar más. Su lema: caminemos más livianos; vivamos más simple.
  • 6. Colabora en maximizar el uso de las cosas pero aprender también a entender su ciclo. Lo que cumplió una etapa, puede empezar un ciclo nuevo en otro lugar.
  • 7. Genera nuevos espacios y funcionalidades e invita a reacomodar para mover energías.
  • 8. Te demuestra que regalar, donar, vender, soltar, genera emociones positivas para ambas direcciones.
  • 9. Es el mejor camino para elegir con consciencia. Pensar en los materiales que elegimos. Valorar lo artesanal, lo natural, lo auténtico, lo recuperado, lo único, la impronta personal. Los arte-sanos también sanan con su arte.
  • 10. Fomenta el comercio justo. Los valores de la decoración consciente nos llevan a ser partes de la cadena de consumo responsable.

Más Semana Deco Para Ti: Así es el Kintsugi, el arte de arreglar objetos japonés ¡con oro!

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba